Microreview: The Gallerist

¿De qué va?

¿No te parece demasiado abstracta esta obra? Qué va! Esta es la última tendencia, un artista de nueva hornada que acabo de descubrir. El otro día, hablé de él en la radio y cada vez hay más interés por sus obras por parte de los coleccionistas.

Al apostar por él desde hace tiempo os la puedo dejar a muy buen precio, es un valor seguro y en breve sus obras costarán el doble, no os arrepentiréis.

The Gallerist es un juego de colocación de trabajadores en el que nos ponemos en el papel del propietario de una galería de arte. Nuestro objetivo es convertirnos en el galerista más rico al final de la partida y para ello contrataremos trabajadores, descubriremos artistas, expondremos sus obras, los promocinaremos y evidentemente, las venderemos.

El turno no puede ser más simple. Moveremos nuestro peón a uno de las 4 posiciones del tablero y ejecutaremos la una de las 2 acciones disponibles:

  • Contratar ayudantes o promocinar artistas
  • Descubrir artista o adquirir una obra de arte
  • Obtener un contrato o vener una obra
  • Promover nuestra galería en el extranjero

A parte de la acción principal podremos hacer una acción ejecutiva como atraer visitantes, o enviar a nuestros ayudantes a hacer tareas administrativas. En el juego gestionaremos tanto dinero como reputación para poder hacer negocio.

Cuando se cumplen 2 de las 3 posibles condiciones que disparan el final de partida se hace la puntuación final y el jugador con más dinero será el vencedor.

¿Qué me gusta?

The Gallerist es posiblemente el juego más accesible de Vital Lacerda, un juego que en la primera partia ya se puede dar guerra y que pese a tener detallitos para explicar si uno de la mesa controla bien los jugadores enseguida le pillarán el truquillo.

En el mercado exterior hay losetas que nos permiten enfocarnos a una estrategia ya que nos proporcionarn puntos  por acciones muy distintas. Puede que por tener una extensa plantilla, o por promocionar a los autores o quizás por atraer a visitantes cual polillas.

A diferencia de otros colocación de trabajadores las acciones no se bloquean con nuestra presencia, es más, si un oponente nos echa podremos hacer una acción ejecutiva o en caso de tener suficiente influencia ejecutar la acción donde se encontraba nuestro peón.

El jugo puesto en mesa es espectacular.

¿Qué no me gusta?

Sí espectacular, pero bien que lo pagas y además hay detalles innecesariamente sobreproducidos como el grosor de las losetas, o los soportes para las pinturas en forma de caballete. Si hay veces que pagarías más por una versión deluxe de un juego en este pagaría menos por una versión más normal.

A pesar de que el mecanismo de expulsión es muy ingenioso a 4 jugadores añade entreturno y cierto caos en el orden del turno. A dos por otro lado funciona perfecto ya que como mucho tienes un efecto doble turno.

A pesar de las losetas del mercado exterior y como suele pasar en la mayoría de los Lacerda no hay demasiado margen a distintas vías para la victoria, pero ya se sabe que en la mayoría de sus juegos consisten en la optimización de ese proceso.

Veredicto

Interesante

The Gallerist es un gran muy buen juego, tiene todos los elementos de un Lacerda pero es más accesible y con una duración mucho más ajustada que permite que nos lo ventilemos en 90 minutos.

Por el momento y a falta de probar Vinhos que está de camino, Kanban me sigue pareciendo su mejor diseño pero para sacar con mi señora The Gallerist sigue siendo la opción más viable.

Twin Review: The Gallerist en Misut Meeple


En muevecubos.com utilizamos cookies propias y de terceros mejorar tu navegación.
cerrar | Más información acerca de la política de cookies