Microreview: Bora Bora

¿De qué va?

En las remotas islas de Bora Bora conviven varias tribus en paz y harmonía siendo su única fuente de conflicto el intentar avanzarse a las otras tribus.

La vida en las islas no tiene nada de especial: construir cabañas, aumentar la tribu, construir altares, rezar a los dioses, hacer joyas y tatuarse. Ah sí y no hay que olvidar cumplir los caprichos de los dioses de vez en cuando.

Bora Bora usa un mecanismo de dados para realizar las acciones. Las tiradas altas nos permitirán ejecutar acciones más potentes pero cuidado ya que una vez ocupada una casilla de acción por un dado para poder usarla tendremos que usar un dado inferior.

Así las tiradas bajas aunque menos potentes puede bloquear las acciones a nuestros oponentes. Tras realizar las tres acciones uno de nuestros hombres y una de nuestras mujeres podrán realizar su tarea y luego podremos hacer joyas y completar las tareas y así empezar otra de las 6 rondas del juego.

Al final de la partida obtendremos bonus a diestro y siniestro por distintos logros y el que más puntos de victoria tenga será el vencedor.

¿Qué me gusta?

A pesar de la simpleza de las 3 acciones el juego presenta un buen ejercicio de optimización y planificación para intentar sacar el máximo provecho a nuestros dados y trabajadores.

Las cartas de dioses que permiten romper las reglas de los dados y ciertas limitaciones añaden una capa más de planificación muy interesante.

¿Qué no me gusta?

Si habéis oído la expresión «ensalada de puntos» estáis ante un claro ejemplo: territorio ocupado? puntos, hacer joya? puntos, unos tatoos? puntos, templo? puntos, tener sacerdotes? puntos.

Al final de la partida se otorgan unos bonus por ciertos logros que podemos conseguir: poner todas las cabañas, construir todos los templos, hacer todas las misiones, haber comprado joya en cada ronda…

El juego está pensado para ir un poco a todo, pero además te obliga a hacerlo en el momento indicado o adiós… ¿No tienes conchas para comprar joya? Oh lo siento adiós puntos y olvídate del bonus final. ¿Te han trincado el orden de turno y te han endiñado una misión chunga? Lástima, ese turno que invertiste en poder completar la misión para llevarte el bonus final ha sido en vano.

La manipulación de los dados no abunda y es costosa. Una tirada muy baja sin duda molestará a nuestros rivales pero mejorarla nos será muy costoso.

La explicación del juego es francamente dura, de esos que no deseas explicar ni que te expliquen, tiene muchos detalles y entresijos. Los tableros individuales poseen ayuda de las habilidades que aunque prácticas abruman a los jugadores.

Finalmente el azar tanto en las tareas, como en los hombres y mujeres hace que el juego sea más táctico que estratégico a pesar de la planificación necesaria.

Veredicto

PrescindibleBora Bora es un Feld en su más pura definición. Ensalada de puntos, minijuegos engranados, hasta su típico mecanismo de orden de turno.

Un juego que con una colección más pequeña me parecía interesante y atractivo, cualidades que se han perdido a medida que mi colección ha aumentado y he encontrado juegos con mecanismos más afines a mi gusto.

No me importaría jugar con otros jugadores que ya conozcan el juego pero evitaré nuevos jugadores por su bien y por el mío. En definitiva, si os encantan los diseños de Feld probablemente este sea uno de sus juegos duros más bien trabajados, pero a día de hoy es un título que no echaría de menos en mi colección.

Twin Review: Bora Bora en Misut Meeple

4 responses to “Microreview: Bora Bora

    1. No es él… soy yo :PPP El año pasado me hice la foto sin comprarle ningún juego… Tengo el Aquasphere en camino y no se si me voy a arrepentir :O

      Su diseño sigue siendo igual de correcto que en el 2013 pero ahora me apetecen estilos de juego distintos. Embrace the change!!!

      De todas formas, ni en sus mejores tiempos creo que se mereciese los laureles en los que lo encumbras XD

      1. Hombre, al final, como siempre, es cuestión de gustos. Dos grandes diseños como Burgundy y Trajan se ven aquí fusionados e, incluso, con un poco mas de tema (sin pasarse).

        Siendo Feld un diseñador que me gusta, Bora Bora me parece su mejor obra. Compleja, bien diseñada, exigente, con su habitual cuota de azar contra el que luchar pero con suficientes vías como para no sentir que domina tu partida.

        Estoy de acuerdo en que la explicación puede ser extensa, pero es el precio a pagar por tener tantas opciones. Bajo esa premisa, ningún juego complejo de explicación larga se lo sacarás a alguien nuevo (vease TtA). Yo más bien diría que no se lo sacaría a nadie que no esté dispuesto a enfrentarse a un reto importante 😛

        1. A falta de probar el Aquasphere coincido que es probablemente el mejor diseño de peso medio alto de Feld. El tema del azar, es un juego en el que en vez de llevar la voz cantante es más bien adaptarte a la corriente y sobrevivir:

          «Tengo estos 3 objetivos y esta tirada, ¿Cómo puedo jugar para al menos completar uno y sacar el máximo partido? Vaya no llego tendré que gastar un Dios para poder hacer tal y tal»

          La explicación es la que es y creo que está bien especificarlo, evidentemente el día que reseñe Through the Ages serán cosas que aparecerán en el «no me gusta». Una cosa no quita la otra, TtA es un juego que me encanta pero no es un juego con el que disfrute explicándolo a un novel y a su vez otra cosa que sucede es que la primera partida de alguien al BoraBora va a pillar cacho por todos lados 😛

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En muevecubos.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.
Más información acerca de la política de cookies | cerrar