Reseña Hammer of the Scots

Eduardo el zanquilargo sigue abusando de su poder y la situación se está volviendo inestable. Algunos escoceses han decidido plantar cara al rey y buscan el apoyo de los nobles para conseguir hacer frente a la capacidad militar del rey.

¿Cómo jugar a Hammer of the Scots?

Hammer of the Scots es un Wargame para dos jugadores basado en el sistema de bloques. Uno de los jugadores representa a las fuerzas del Rey Eduardo de Inglaterra que tiene a los nobles bajo su influencia. El otro jugador representa a los rebeldes escoceses encabezados por William Wallace que intentarán unir nobles a su causa.

Las tropas se representan con bloques que muestran solo la información a sus respectivos jugadores, así nuestro oponente puede saber la cantidad de tropas que hay en una zona pero no su tipo ni estado.

Cada ronda se reparten 5 cartas a cada jugador. Estas cartas tienen valores entre 1 y 3 que indican el número de regiones que podremos movilizar o bien representan eventos. Los jugadores escogerán una carta simultáneamente, en caso de que haya un evento este se ejecutará primero. En caso de mostrar valores numéricos el mayor jugará el primero.

Tras movilizar sus tropas se resolverán los conflictos en las zonas donde haya tropas de ambos bandos. Las unidades tienen valores para indicar su velocidad y eficacia en combate. Estos valores constan de una letra y un número, las A atacarán primero luego las B y así sucesivamente, el número indica el valor máximo que puede mostrar el dado para que se considere un impacto.

Una vez resuelto el combate procederemos al siguiente turno hasta que se acaben las cartas o los jugadores muestren eventos a la vez momento en que terminará la ronda.

Al terminar la ronda se produce la fase de invierno. Todos los nobles deben volver a su región empezando por los ingleses. Si la región está ocupada el noble desertará al bando escocés. Luego se hace lo mismo con los nobles escoceses. Finalmente las unidades que no sean de infantería del bando inglés se disuelven así como aquellas que excedan el valor de los castillos de cada región.

Finalmente es el momento de reforzarse y podremos aumentar la salud de las unidades tantos puntos como el valor de refuerzo de los castillos y en el caso del bando escocés también podremos reclutar nuevas unidades al azar.

El juego terminará si al final de un turno un jugador controla todos los nobles o bien si se elimina al rey del oponente. En caso contrario ganará el jugador que controle más nobles al finalizar los años especificados en el escenario jugado.

Opinión de Hammer of the Scots

Hammer of the Scots es un juego ideal para introducirse en la mecánica de wargames de bloques. Sus reglas son asequibles a pesar de tener aquellas reglas o excepciones que hasta que no has echado un par de partidas se te olvidarán.

La lucha por los nobles le da un toque especial ya que hace que la partida tenga un delicado equilibrio. El mapa tiene muy bien representada las dificultades del territorio así como la dificultad que tiene el jugador inglés para introducir tropas en Escocia.

La resolución del combate es muy ágil y además las rondas pueden durar un máximo de 3 rondas. Las retiradas son frecuentes y el control territorial es muy importante para poder evitar que los nobles se escapen de nuestras garras.

Como buen wargame el azar está bien presente. Las cartas que recibamos marcarán la movilidad de nuestras tropas si recibimos valores bajos nuestra campaña será muy dura y deberemos replegar nuestras tropas y jugar a la defensiva. Por otro lado las tiradas de dados se encargan del combate. Cargar con 4 dados que dan éxito con 3 o menos y sacar 0 impactos es algo poco probable pero que pasará tarde o temprano.

Así que hay que saber a lo que vamos, de la presencia de ese azar y jugar con ese azar lo mejor que podamos.

Veredicto Hammer of the Scots

Si no habéis catado los wargames de bloques Hammer of the Scots es una muy buena opción para adentrarse en este género. Las reglas accesibles, un número reducido de bloques en el mapa debido a las condiciones del invierno y el objetivo de controlar a los nobles hacen que sea muy fácil entrar en el juego.

Los eventos añaden un extra de profundidad al juego sin añadirle demasiada complejidad y hacen que fluya muy bien.

En definitiva es un muy buen título para introducirse en el mundillo de los wargames y ver si este estilo de juego os encaja o no.

Hammer of the Scots es un wargame para dos jugadores que representa el enfrentamiento entre William Wallace con el objetivo de conseguir la libertad para Escocia y Eduardo el zanquilargo con el objetivo de aplacar al rebelión. El juego utiliza cartas para representar la capacidad de movimientos y dados para la resolución del combate. Un juego ideal para introducirse en los wargames de bloques.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En muevecubos.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.
Más información acerca de la política de cookies | cerrar