Reseña High Society

High Society es un juego de subastas de 3 a 5 jugadores que usa unas cartas de valores fijos para las pujas. Con este dinero deberemos demostrar que merecemos estar en lo más alto de la escala social. Pero cuidado, si gastamos demasiado nuestra reputación se verá seriamente perjudicada.

¿Cómo se juega a High Society?

High Society es un juego de cartas extremadamente elegante. No solo por las fantásticas ilustraciones de Medusa Dollmaker o por su temática de aparentar saber vivir por todo lo alto si no también por sus reglas.

Cada jugador recibe un set de cartas de dinero que les debe durar para toda la partida. Cada carta tiene un valor monetario distinto que va del 1 al 25 aunque no tenemos todos los valores (1,2,3,4,6,8,10,12,15,20,25).

A su vez tenemos un mazo central formado por distintas cartas de estatus que ilustran como nos gastamos nuestro dinero y que van del 1 al 10. Para añadirle un poco de emoción Reiner Knizia añadió un par de cartas para fastidiar un poco. Una de ellas nos restará 5 puntos y la otra nos obligará a perder una de nuestras cartas de estatus.

Finalmente hay cuatro cartas más de color verde que se usarán para determinar el final de la partida y que permiten doblar nuestros puntos o dividir por la mitad (2 de cada).

Todas estas cartas se mezclarán y empezaremos a subastar la primera carta. Los jugadores pueden pujar con tantas cartas como quieran para intentar conseguir la carta de estatus. Si un jugador ha sido sobrepujado simplemente recogerá las cartas que estaba dispuesto a pagar para usar en futuras rondas.

El ganador de la puja pagará descartará las cartas pujadas y será el primero en jugar en la siguiente puja. En el caso de las cartas negativas (la de descartar una carta, -5 o dividir por la mitad) la subasta funciona de manera distinta.

En este caso el primer jugador en pasar recuperará el dinero pujado y el resto de jugadores perderán su puja pero se librarán de la desgracia. El juego continua hasta el momento en que se muestra la cuarta carta de color verde. En este momento termina inmediatamente la partida.

El jugador que haya conseguido más puntos de estatus social se convierte en el ganador. ¡Pero cuidado! Porqué el jugador que tenga menos dinero de entre todos los jugadores queda eliminado independientemente de las cartas de estatus conseguido.

Por mucho que uno aparente de cara a la sociedad no vale nada si no tiene dinero, o al menos así nos lo plantea el juego.

Opinión de High Society

High Society es la demostración de porqué Reiner Knizia es uno de los autores más reconocidos mundialmente. Un autor muy aficionado a la mecánica de las subastas consigue con el sistema de pujas unas partidas extremadamente tensas.

No sucede como en las típicas subastas en las que podemos subir la cantidad que nos interese en cada momento. Aquí a medida que nos deshacemos de nuestras cartas los valores de cada puja serán limitados.

Hay que tener mucho cuidado a la hora de pujar ya que pagar varias cartas por una carta de estatus si bien puede no costarnos muy caro en cuanto a valor monetario si puede hipotecar nuestra flexibilidad y capacidad de puja.

La subasta especial de las cartas negativas le da un toque extra de cara a planificar nuestras pujas. Esto se combina a la perfección con el hecho de ir viendo las cartas que han salido y saber así lo que está por llegar.

El sistema de las cartas verdes para detonar el final de la partida es una capa más a tener en cuenta y nos da la oportunidad de saber si arriesgar a esperar una carta de valor alto o bien mejor apostar por ese 5 antes de que la partida termine antes de tiempo.

La guinda del pastel la pone el hecho de que el jugador más pobre quede eliminado directamente de la partida haciendo que ciertas pujas no se conviertan en «me lo juego todo» ya que si nos pasamos de frenada nos quedaremos fuera.

Como única pega del juego solo podemos destacar la pequeña dosis de azar que puede darles a nuestros rivales la carta que les hace falta para ganar en vez de la verde que terminaría la partida y nos daría la victoria. Pero dada su corta duración y los piques que se dan en las partidas es fácilmente perdonable.

Aún así más de uno sufrirá la desesperación e impotencia cuando suceda así que estáis avisados.

Veredicto

High Society es un juego de caja pequeña que debería estar en toda ludoteca. De esos juegos que no pueden ofrecer más siendo un puñado de cartas con numeritos.

Obviamente nos debe de gustar la mecánica de subastas y puede que la primera partida a algunos jugadores les cueste acabar de asimilar la mecánica de las subastas de cartas negativas.

Pero una vez superadas las primeras subastas lo más probable es que a la primera partida le sigan unas cuantas más y es que el factor pique en este juego es muy alto.

High Society es un juego de subastas de 3 a 5 jugadores en donde cada jugador dispone de 11 cartas con valores del 1 al 25 para intentar ganar las pujas y demostrar quien está en el más alto escalón de la sociedad. Pero cuidado, el jugador más pobre al final de la partida quedará eliminado sin importar sus hazañas sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En muevecubos.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.
Más información acerca de la política de cookies | cerrar