Reseña Spirit Island

En Spirit Island nos ponemos en la piel de los espíritus de una isla cuya paz empieza a ser perturbada por unos colonos. Llegan por todos lados, exploran, construyen y saquean. Por si esto no fuera poco encima contaminan que da gusto. Así que no vamos a permitirlo. Los vamos a echar.

¿Cómo jugar a Spirit Island?

Spirit Island es un juego cooperativo de 1 a 4 jugadores. Cada jugador encarnará un espíritu con características distintas. Algunos serán más agresivos, otros centrados en el control o la defensa.

El juego se desarrolla hasta que los colonos sean derrotados o hasta que perdamos los espíritus bien sea porqué un espíritu deje de tener presencia en la isla o bien haya tanta polución que la isla sea inhabitable.

Los colonos empiezan sin ningún tipo de temor así que para conseguir que se vayan deberemos eliminarlos a todos. Por suerte a medida que perciban nuestras acciones el miedo empezará a afectarlos y nuestra condición de victoria se reducirá a eliminar solo algunas construcciones.

Es más es posible que si conseguimos causar suficiente terror abandonen la isla inmediatamente.

En la primera fase de cada ronda los espíritus podrán conseguir energía, expandir su influencia o incluso conseguir nuevos poderes. Luego planificaremos que poderes usaremos y pagaremos su coste.

Ahora es el momento de usar los poderes rápidos para intentar echar a los colonos que actuarán a continuación. Los colonos usan un motor de cartas que indica en que terrenos actúan. Primero explorando, luego construyendo y finamente saqueando.

No voy a entrar en los detalles ya que hay distintas fases, condiciones y consecuencias a ello pero en resumidas cuentas aparecen más colonos y construyen y contaminan.

Finalmente toca resolver los poderes lentos que hemos jugado en la fase de cartas y nos moveremos a la siguiente ronda. El juego puede terminar en cualquier fase en el momento que se cumpla una condición de victoria ya sea de los espíritus o de los colonos.

Opinión de Spirit Island

Spirit Island es un juego cooperativo tremendamente adictivo. He de reconocer que me hice con él con el propósito de jugarlo en solitario y la verdad es que cumple a la perfección.

Las reglas no son complicadas aunque tiene algunos detalles que hasta que no llevas un par de partidas es probable que sigas jugando alguna regla mal. El juego se monta muy rápido y gracias a la gran cantidad de espíritus que tiene hay mucha rejugabilidad.

El juego es muy exigente, pero a medida que lo vamos jugando ganaremos experiencia y nos podremos adelantar a los movimientos de los colonos y empezar a sacar ventaja.

Otra de sus virtudes es que manejar a los colonos es relativamente sencillo y se agradece que pasemos la mayor parte del tiempo jugando nuestros turnos y no los de los colonos.

Por otro lado si vuestra intención es jugarlo en modo cooperativo es importante comentar que el efecto líder es prácticamente nulo. Cada jugador tiene sus propias cartas y gestión de energía que hace que un jugador no pueda monopolizar las decisiones.

Por otro lado si se da una verdadera colaboración pidiendo el uso de habilidades de otros jugadores para intentar conseguir en el tablero mayores resultados que actuando cada uno por su cuenta.

Veredicto

Spirit Island es un juego singular. Tan diferente y tan redondo que debería estar en toda ludoteca de los amantes de los solitarios o cooperativos. A la hora de jugar en solitario hay montones de opciones cortas o con un peso relativamente ligero.

Si no tenemos las dos o tres horas que nos requiere un Mage Knight pero queremos un juego de 1 hora de buena dificultad y que nos permita planear y hacer combos con nuestros poderes sin duda Spirit Island es perfecto.

Alternativas a Spirit Island

Mage Knight es para mi uno de los mejores solitarios con una buena dureza y además con muy poco azar. Si os gustan los retos y queréis algo más largo y con más miga que Spirit Island aquí tenéis un buen candidato.

Archipelago junto con su mazo de expansión tiene multitud de escenarios para intentar lograr. En este caso seremos nosotros los colonos aunque por fortuna no habrá espíritus para echarnos. En este caso hay algo más de influencia del azar pero aún así una buena experiencia en solitario.

Spirit Island es un juego cooperativo de 1 a 4 jugadores en el que nos pondremos en el papel de unos espíritus con poderes de la naturaleza con la intención de vencer a los colonos que intentan ocupar nuestra isla. No será fácil pero si gestionamos nuestra energía y nuestros poderes quizás consigamos que abandonen al isla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En muevecubos.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.
Más información acerca de la política de cookies | cerrar