Reseña The Estates: puja y construye

El alcalde está nervioso y con ganas de inaugurar calles nuevas. La construcción avanza a buen ritmo pero solo las calles terminadas servirán a los accionistas para llevarse la gloria.

¿Cómo Jugar a The Estates?

En The Estates nos ponemos en el papel de unos inversores con la misión de invertir en la construcción de edificios en el nuevo barrio. La mecánica es muy sencilla, en nuestro turno debemos sacar a subasta una pieza a escoger entre las siguientes:

  • Un piso de un edificio. En el setup se colocan 24 edificios de entre los 36 disponibles ( seis de cada color con valores del 1 al 6) formando tres filas de ocho piezas. De estas podremos sacar a subasta las piezas que se encuentren en los extremos, es decir siempre habrá seis piezas disponibles. Los pisos se pueden construir en orden en cualquiera de las tres calles o hacia arriba teniendo en cuenta que siempre que colocamos un piso su valor debe ser inferior al piso en el que nos colocamos.
  • Un techo. Hay doce techos en una bolsa numerados del 1 al 6 y de estos sacaremos uno para subastar y se podrá colocar encima de cualquier piso cerrando ese edificio.
  • Vallas de construcción. Tenemos tres disponibles de valores 1, 2 y 3 que permiten alargar o reducir el tamaño de una calle.
  • Excavadora. Solo una disponible y permite eliminar una de las vallas colocadas.
  • El Alcalde. El alcalde puede visitar una de las calles y duplicara la puntuación tanto positiva como negativa.

Una vez escogida la pieza que queremos subastar los otros jugadores en orden de turno pueden hacer una única oferta o pasar. Cuando sea nuestro turno podemos o bien dar la pieza al mayor pujador y nosotros recibiremos el dinero o bien pagar de nuestro bolsillo al mayor pujador el dinero que estaba dispuesto a pagar y quedarnos la pieza.

El jugador que haya ganado la pieza podrá colocarla donde crea conveniente siempre que sea un emplazamiento legal o incluso en el caso de las vallas o la excavadora puede declinar su uso.

Componentes de The Estates

En el juego hay seis empresas disponibles una de cada color, el primer jugador que coloque un piso de un color determinado se quedará con la propiedad de la empresa y al terminar la partida recibirá puntos por los edificios de esa empresa.

El juego prosigue hasta que se terminen dos calles, es decir, haya edificios hasta el límite de esa calle y todos los edificios tengan techo o bien no queden piezas ni de piso ni de techo para colocar. En ese momento se procede a la puntuación.

Los edificios de las calles completadas otorgan puntos positivos y las incompletas negativos. Cada edificio da puntos a su propietario, que es el que tiene el piso superior, igual a la suma de los pisos y el tejado. Un edificio formado por un 6 un 4 y un tejado con un 4 otorga 14 puntos.

A estos puntos le podemos añadir los billetes escamoteados, pues al principio de nuestro turno podemos apartar 1 de nuestros billetes a nuestra reserva personal.

El jugador con más puntos será el ganador.

Opinión de The Estates

The Estates es uno de esos juegos que con muy pocas reglas consiguen un juego tenso e interesante. A pesar que nuestra principal decisión es sacar una pieza a subasta esta decisión puede tener muchas consecuencias.

La situación obvia es sacar a subasta una pieza de nuestras empresas para construir un piso de más valor (y de paso quitarle una posible casa a nuestro rival) siendo nosotros el último tendremos la última palabra pero claro nuestros oponentes nos lo pueden hacer pagar muy caro y así de paso llevarse un dinerito.

Per claro, también podemos sacar una pieza para amenazar levantarle un edificio a un rival, o sacar una que sabemos que nuestro oponente va a querer para que tenga que soltar el dinero. Los techos también son muy interesantes y pueden suponernos una buena fuente de ingresos: ¿quien no quiere un buen tejado para cerrar su edificio?

La colocación de los edificios tampoco es trivial: si te haces muy fuerte en una calle buena suerte para cerrarla tu solo, tienes que planificar y buscar aliados para cerrar una calle, y si nadie quiere ser tu aliado pues te basta con comprar uno de sus pisos y ponerlo en tu calle para tener un nuevo amigo.

Es un juego ideal para «comerle la oreja a los rivales»: – Más te vale soltar la panoja o te vas a ir a la calle Nunca se cierra…,  tengo aquí un dinerito que dice que el alcalde tiene ganas de visitar esa calle…

La duración es ajustada ya que en una hora la partida debería estar finiquitada y si os apetece se puede jugar a varias rondas acumulando las puntuaciones y manteniendo el dinero de la ronda anterior.

Veredicto

The Estates es un juego de reglas sencillas, hasta cinco jugadores que se juega en menos de 45 minutos y que tiene mucha maldad. Casi se podría considerar un filler de caja grande. Aunque un jugador veterano pueda partir con cierta ventaja el hecho de que en la mesa haya jugadores inexpertos puede alterar toda la lógica tras el precio de una subasta.

Un jugador experto verá cosas que los demás no pero sus suposiciones sobre el precio que van a pujar los demás pueden fallar estrepitosamente, esto le da un punto de caos y diversión muy interesante. Calcular como gastar el dinero y los faroles para conseguir recuperar líquido va a ser clave para salirte con la tuya por no hablar de escoger sabiamente la calle donde vas a construir.

The Estates es un juego de subastas con unas reglas muy asequibles que admite hasta cinco jugadores en partidas de menos de una hora llenas de tensión, maldad, alianzas y comidas de oreja. Escoge bien que vas a subastar y cuanto estás dispuesto a pagar por ello. Solo el mejor inversor se va a llevar la gloria.

Juegos similares o alternativos a The Estates

Acquire es otro de estos juegos con reglas relativamente sencillas pero con una buena profundidad manejaremos dinero y acciones y deberemos calcular muy bien las fusiones y sus resultados. Quizás está un paso por arriba en cuanto complejidad y también en duración.

Alta Tensión es un buen salto si os gustan los juegos de subastas pero que añade la parte de gestión de los recursos y la de construcción de la red de suministro. Sin duda ya estamos hablando de una duración de 2 horas y pico y algunos conceptos más pero es un un paso más si os van las subastas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En muevecubos.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.
Más información acerca de la política de cookies | cerrar